Si llevas muchos años haciendo lo mismo en tu puesto de trabajo y notas que te has estancado y no tienes ninguna motivación por éste.

Déjame decirte que nunca es tarde para aprender y/o emprender nuevos retos profesionales.

 

Con el tiempo, nuestras preferencias e inquietudes en el terreno laboral pueden haber cambiado y algunas indicaciones que debes tener en cuenta para saber si necesitas un cambio son:

  •  Cada vez te cuesta más ir a trabajar.
  •  En el trabajo sientes la necesidad de distraerte en otras cosas y querer huir constantemente.
  •  No tienes ninguna motivación y actúas por inercia.
  •  Tienes la impresión de no saber dónde estás ya que no te sientes con fuerzas para irte por miedo a no encontrar otro trabajo…

 

A veces no nos atrevemos a emprender nuevos retos profesionales, pero entonces debemos intentar buscar incentivos para que el trabajo nos resulte lo más llevadero posible.

 

¿Qué hacer?

  •  Tener una buena predisposición.
    ¿Sabes que puedes estar feliz en tu trabajo si lo entrenas?
    Posiblemente te estés preguntado: ¿Cómo?
    Analizando los motivos que te hacen infeliz para saber QUÉ tienes que cambiar. ¿Te has planteado alguna vez analizar tu puesto de trabajo? Piénsalo.
  •  Identifica tus puntos fuertes y débiles.
    Conócete para valorar tus fortalezas y trabajar tus debilidades. Analiza aquello que debes mejorar para alcanzar tus metas.
  • Sigue formándote.
    Si quieres ascender a cambiar debes estar a la altura.
    Recíclate y ponte al día de tus conocimientos, sean de manera presencial y/o online si dispones de poco tiempo para ello.
  • Confía en ti.
    No dudes de tus posibilidades.
    Si crees en ti podrás vencer cualquier obstáculo que se te presente en tu camino.
    Piensa que los fracasos son una oportunidad de aprendizaje de los que puedes aprender para no volver a cometer los mismos errores.

Infórmate sobre nuevas carreras profesionales, estudia todas las opciones laborales, anímate a emprender…

Si quieres dar un giro a tu vida laboral, no te olvides de la importancia que tienen la motivación y la ilusión.

Y por último, me gustaría recordarte que si eres un profesional feliz, te sientes motivado y realizado; esto genera en tu trabajo un mejor ambiente laboral y un aumento de la productividad.

 

Me despido de este post con unas palabras sabias de Confucio que espero te sirvan de inspiración:

“Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest