Se están acercando 4 días de descanso para muchos de nosotros que recomiendo que se disfruten al máximo y de manera saludable.

Os facilito unos tips que os pueden ser muy útiles para que los vayáis introduciendo como hábitos en vuestro día a día.

Veréis qué bien os sentís!

  • Sal a respirar aire puro: desconecta en la naturaleza. Llena tus pulmones de aire puro y desintoxícate de la contaminación y los agentes dañinos de la gran ciudad.
  • Lee: los libros son nuestros aliados para mantener el cerebro siempre joven. La lectura nos obliga a pensar, relacionar ideas, imaginar y recordar. Es un ejercicio buenísimo para nuestras neuronas que previene la pérdida de memoria.
  • Piensa en positivo: la forma de enfrentarnos a nuestro día a día va a influir mucho en nuestra salud psíquica y física. Apuesta por unos pensamientos positivos ya que estos crean acciones, las acciones hábitos y los hábitos moldean nuestras vidas.
  • No hagas dos cosas a la vez: tener varios frentes abiertos, querer llegar a todo… genera estrés. Simplifícate la vida al máximo posible, no intentes abarcarlo todo y delega lo que puedas.
  • Ríe: la risa disminuye los niveles de cortisol, más conocida como la hormona del estrés.
  • Mantén el contacto con la familia y amigos: segregas oxitocina, la hormona del bienestar. Aprovecha para compartir intereses, diviértete, da y recibe apoyo…
  • Medita: entrena al cerebro a lidiar con las situaciones estresantes, también se trata de una buena estrategia de relajación que nos permite centrarnos en el presente y focalizar nuestra atención en la aceptación de los que nos rodea.
  • Actitud positiva: basada en la aceptación de uno mismo y de lo que nos rodea.
  • Relájate: dedica un tiempo para ti: escuchar música relajante, ver una película que te guste, pasear… la relajación disminuye los efectos dañinos del estrés, reduce la tensión muscular y proporciona bienestar.
  • Cuida la alimentación y come lentamente (Mindfulness eating): come fruta, verdura, alimentos ricos en fibra…, evita a toda costa las grasas y los azúcares; a la vez que comes a un ritmo lento (siendo consciente de masticar los alimentos y no engullirlos), sin olvidarte de beber al menos 8 vasos de agua diarios para mantener el cuerpo y cerebro hidratados para que puedan realizar correctamente sus funciones.
  • Reconoce tus emociones: expresa lo que sientes y aprende a canalizar esos sentimientos positivos y controlar los negativos.
  • Disfruta de la naturaleza y viaja: conoce lugares nuevos.

 

Hay una frase de Dalai Lama que me gusta mucho:

“Una vez al año ve a algún lugar en el que nunca hayas estado antes”

 

Hasta aquí he compartido parte de una lista que he ido elaborando y practicando a lo largo de un tiempo, espero que te resulte útil y que puedas ir añadiendo lo que te funcione a ti; y si te apetece puedes compartirlo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest