Cada vez sois más los que me preguntáis si existen fórmulas para relajarse y poder disfrutar de la vida ya que veis como la vida va pasando y no sois capaces de disfrutarla.

Quizás disfrutar de un estado relajado de ánimo y de vida sea uno de los mayores tesoros de nuestra época, y nada tiene que ver con la suerte ni incluso con el dinero.

Es una decisión que nos corresponde a cada uno de nosotros: ¿quieres seguir sintiéndote víctima de las circunstancias, sometido a un estrés que no puedes controlar? ¿O te atreves a cambiar determinadas pautas de estilo de vida para intentar llevar una vida más sencilla?

Voy a facilitarte 10 tips que considero que debes aplicar hoy mismo (aprovechando que muchos ya estáis disfrutando de vuestras vacaciones de verano) si estás decidido a cambiar ese estado de cosas que te hacen estar siempre estresado siendo consciente que las tensiones, los conflictos, las inquietudes de la época que nos ha tocado vivir son inevitables en gran parte y van generando estrés en nuestro organismo.

 

  • Encuentra el sentido a tu vida: debes encontrar el sentido a todo aquello que hagas por pequeño que sea. De esta manera, conseguirás que las etapas difíciles pasen mucho más deprisa.
  • Evita las tensiones: mejora tu capacidad de tener paciencia, de adaptarte a las circunstancias. Sé que no es fácil pero debes practicarlo día a día.
  • Descansa lo necesario: los adultos necesitamos dormir entre seis y ocho horas, si no conseguimos tener un buen hábito de sueño sufrimos de: irritabilidad, problemas de concentración…
  • Conecta con la naturaleza: aprovecha el verano para dar un paseo descalzo sobre la arena de la playa, túmbate en el césped o debajo un árbol… todas estas experiencias nos hacen liberar endorfinas, nos renuevan la vitalidad, apaciguan el alma…
  • Haz ejercicio físico: sin armonía entre la mente y el cuerpo no se puede conseguir un bienestar completo. Aunque sean 10 minutos diarios, algo de ejercicio es conveniente: sal a pasear, no hace falta que vayas al gimnasio y más si no dispones de tiempo.
  • Dedica tiempo a lo importante: debes saber organizarte y priorizar aquello que es urgente de aquello que puedes posponer.
  • Desconecta en casa: un espacio acogedor estimula la relajación. Cambia hábitos como por ejemplo: sacarte los zapatos nada más entrar en casa, poner un horario al móvil, no ver tanta televisión y dedicar ese tiempo a leer libros que te gusten y te llenen.
  • Simplifica tu vida: prioriza aquello que realmente es importante y deshazte de relaciones, compromisos, cosas que únicamente te generan tensión y estrés.
  • Cultiva la paciencia: Debemos aprender a cultivarla, olvidarnos de las prisas y hacer las cosas con conciencia, disfrutándolas al máximo.
  • Sé como quieres ser: tenemos que intentar ser como en realidad queremos ser. Respétate y recuerda que como ser humano eres único y no hay nadie como tú.

Ya ves que no hay nada que no puedas hacer desde hoy mismo, así que empieza YA y ves creando los hábitos que te ayudaran poco a poco a disfrutar más plenamente de la vida sabiendo manejar cada vez más el estrés y vivir más relajadamente.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest