Con la llegada del nuevo curso escolar, empiezan las actividades extraescolares.

Es el momento de plantearnos: ¿enriquecen o son contraproducentes?

Está claro que dadas las condiciones de la sociedad actual, en muchas ocasiones el recurrir a ellas es el único modo que tienen los padres de poder conciliar su vida laboral y familiar.

Pero, si este es el caso, siempre se puede reflexionar y buscar la mejor opción.

o debemos olvidar que las actividades extraescolares se realizan en el tiempo libre de los niños, con lo que es muy importante que recordemos que también deben descansar, divertirse y desarrollarse.

Para valorar la adecuación o no de una actividad extraescolar tendremos que tener en cuenta las características (tanto potencialidades como necesidades), y los intereses del niño o niña que va a realizar la actividad.

Mientras que para unos el hecho de ir a futbol puede resultar una experiencia muy agradable, para otros puede resultar desagradable o agobiante.

 

¿ A partir de qué edad son recomendables?

Muchas familias preguntan a qué edad pueden empezar sus hijos a hacer actividades extraescolares, pues aquí os dejo mis recomendaciones.

Antes de los 3 años y en niños que van a la guardería no son recomendables.

De los 3 a los 5 años, la mejor actividad es el juego libre (evitando los juegos donde se expongan frente a pantallas) y el juego con las madres y los padres.

Animo a los papis y mamis a que aprovechen y observen las potencialidades y intereses de sus hijos para elegir la actividad correcta.

Por ejemplo: si a tu hija le encanta cantar, seguramente le gustará alguna actividad que tenga relación con la música; no la apuntes a patinaje porque es aquella actividad frustrante que te hubiera gustado hacer a ti de pequeña y no pudiste.

A partir de los 6 años y hacia delante: ellos ya nos pueden decir qué quieren hacer, ya son más consciente de sus preferencias.

Así que es muy importante escoger actividades que se adapten a su edad y gustos.

Debemos recordar que tienen que hacer deberes, estudiar, deben tener tiempo para ellos mismos, para compartir en familia… todo esto debe tenerse en cuenta a la hora de decidir el número de actividades extraescolares a realizar.

Me sorprende cuando escucho niños de 9 años que me dicen:

“Es que me aburro si no juego con el ordenador o la play, y no me gusta perder el tiempo”.

El aburrimiento NO es una pérdida de tiempo, es más: potencia la creatividad, el autocontrol…

Otro aspecto a tener en cuenta a la hora de elegir las actividades extraescolares es que debemos evitar las imposiciones y que la frecuencia de las actividades sean diarias.

Si les obligamos a hacer una determinada actividad, les podemos provocar justo lo contrario de lo que queremos y que aborrezcan esa actividad.

Por ejemplo: como padre te encanta jugar a tenis y a tu hijo le encanta el futbol, pero decides apuntarlo a tenis porque a ti te gusta.

Y si el lunes tiene inglés, el martes piano, el miércoles y el viernes futbol , el jueves robótica y el fin de semana partido… lo que tenemos son niños estresados, que a la larga (y no tan larga) conlleva sus consecuencias psicológicas tales como: ansiedad, mal humor…

Nuestros hijos solo van a tener UNA infancia y debemos dejarles que sean NIÑOS.

 

¡Buen inicio de curso!

¡Me siento feliz de anunciarte que ya tienes mi primera obra disponible!Después de un largo proceso nace: Crea tu propia vida.

SINOPSIS:

El día que tomas la decisión de enfocarte en lo más importante para ti, de hacer lo que siempre has querido hacer, accedes a una nueva experiencia.

Ser consciente de que cada uno de los días de tu vida es un regalo y aprender a valorarlo, a cuidarlo y a disfrutar de él no es tarea fácil.

Si bien es cierto que la vida te pone retos, estos no están para paralizarte, sino para ayudarte a descubrir quién eres en realidad, así que acepta el reto de la vida y vive, siente, ríe, llora, gana o pierde, pero, en cualquier circunstancia, ¡levántate y sigue adelante!

Hoy es tu mejor oportunidad de despertar y abrir tu regalo.

La vida no cambia cuando algo pasa, sino cuando tú decides cambiar.

Pin It on Pinterest