¿Eres de los que observas que tu memoria va deteriorándose?

¿Crees que no puedes librarte del estrés?

¿Sabes que un estado de tensión, nervios y alerta constantes hacen que las neuronas envejezcan antes de lo que deberían?

¿Sabes que puedes trabajar tu mente y mantener tu capacidad cognitiva estimulada?

Te voy a presentar unos hábitos que protegen el cerebro:

  • Duerme lo suficiente: mientras duermes tu cerebro aprovecha que no debe estar atento a los estímulos externos para consolidar los recuerdos.
  • Lee y escribe: leer el periódico, una novela mientras vas en tren, escribir en un diario aquello que te pase por la cabeza, hacer sopas de letras, crucigramas…
  • Cultiva tu vida social: la soledad es un factor de riesgo de demencia, así que habla con el vecino, amigo, compañero de trabajo…, cultiva tus aficiones: pintura, música, taller de escritura…
  • Mantén a raya el estrés: medita, ya que relaja y cuida la mente; también puedes optar por el yoga y/o taichí a la vez que liberas tensiones corporales a través del ejercicio físico.
  • Sal de la rutina: hacer las cosas automáticamente favorece que tu cerebro se acomode y no preste atención a actividades cotidianas, lo cual te perjudica a la larga.

Ejemplo: busca un camino alternativo de casa al trabajo, cámbiate el reloj de muñeca…

  • Alimentos a incluir en tu dieta: hay ciertos alimentos que  ayudan a mejorar el rendimiento intelectual y cuidan de las neuronas. Algunos de estos son: el cacao, las nueces, el plátano, las espinacas, los huevos, las lentejas, las sardinas…; beber dos litros de agua al día (si te falta agua el proceso de envejecimiento puede acelerarse).

Así que ya puedes ponerte manos a la obra y empezar a entrenar tu cerebro.

Como bien decía Juan Luis Vives:

“La memoria se acrecienta usando y aprovechándose de ella”

¡Me siento feliz de anunciarte que ya tienes mi primera obra disponible!Después de un largo proceso nace: Crea tu propia vida.

SINOPSIS:

El día que tomas la decisión de enfocarte en lo más importante para ti, de hacer lo que siempre has querido hacer, accedes a una nueva experiencia.

Ser consciente de que cada uno de los días de tu vida es un regalo y aprender a valorarlo, a cuidarlo y a disfrutar de él no es tarea fácil.

Si bien es cierto que la vida te pone retos, estos no están para paralizarte, sino para ayudarte a descubrir quién eres en realidad, así que acepta el reto de la vida y vive, siente, ríe, llora, gana o pierde, pero, en cualquier circunstancia, ¡levántate y sigue adelante!

Hoy es tu mejor oportunidad de despertar y abrir tu regalo.

La vida no cambia cuando algo pasa, sino cuando tú decides cambiar.

Pin It on Pinterest