Es importante que les enseñemos a ser responsables.

¿De qué manera?

Siendo un modelo a seguir: los niños nos observan a diario.

No podemos pretender que recojan su cuarto cuando ven el tuyo hecho un desastre.

Por lo tanto, es básico que nos revisemos primero a nosotros y ver si estamos mostrando una conducta responsable.

Poco a poco debes irlo entrenando para los conflictos de la vida y que pueda llegar a ser una persona autónoma y responsable.

 

Quiérelo: Es muy importante que le quieras y que le quieras por lo que es: hijo, hermano, amigo… y NO por lo que hace.

Cuando su conducta no es buena no tienes que dejar de quererle.

Tu amor como madre/padre es incondicional, si lo siente como tal desarrollará un “yo fuerte” para afrontar los desafíos de la vida.

 

Evita descalificarle: no hay que sancionar a las personas, SI a los actos, que no es lo mismo.
Y entender que no son una prolongación de nuestros proyectos.

Si tú soñaste con tener un niño tranquilo y su carácter es despierto, debes aceptar su forma de ser, sin olvidar suavizar los defectos.

 

NO le soluciones los problemas: tienes que darle ideas y dotarlo de fuerza para que pueda encontrar la solución por sí misma.

¿Le sigues vistiendo con 6 años? ¿Sigues defendiéndole cuando discute con un amigo a los 9?

 

Enséñale a tomarse la vida con calma: muchas veces la ansiedad de los padres impide que los hijos crezcan psicológicamente.

 

Trabaja la autoestima a diario: una de las quejas que verbalizan los padres sobre sus hijos es: “Qué irresponsable es”.

 

Busca lo bueno: enfócate en los momentos en que tus hijos no son del todo tan “irresponsables”.

 

Alaba las conductas responsables: “ Qué bien ordenada está tu habitación”.

De esta manera habrán más posibilidades de que vuelvan a tener una conducta responsable.

 

Frase que te ayudará a pensar:

“Los mejores regalos que puedes dar a tus hijos son las raíces de la responsabilidad y las alas de la independencia”.

 

                                                                                                                   Denis Waitley

¡Me siento feliz de anunciarte que ya tienes mi primera obra disponible!Después de un largo proceso nace: Crea tu propia vida.

SINOPSIS:

El día que tomas la decisión de enfocarte en lo más importante para ti, de hacer lo que siempre has querido hacer, accedes a una nueva experiencia.

Ser consciente de que cada uno de los días de tu vida es un regalo y aprender a valorarlo, a cuidarlo y a disfrutar de él no es tarea fácil.

Si bien es cierto que la vida te pone retos, estos no están para paralizarte, sino para ayudarte a descubrir quién eres en realidad, así que acepta el reto de la vida y vive, siente, ríe, llora, gana o pierde, pero, en cualquier circunstancia, ¡levántate y sigue adelante!

Hoy es tu mejor oportunidad de despertar y abrir tu regalo.

La vida no cambia cuando algo pasa, sino cuando tú decides cambiar.

Pin It on Pinterest