Es importante que les enseñemos a ser responsables.

¿De qué manera?

Siendo un modelo a seguir: los niños nos observan a diario.

No podemos pretender que recojan su cuarto cuando ven el tuyo hecho un desastre.

Por lo tanto, es básico que nos revisemos primero a nosotros y ver si estamos mostrando una conducta responsable.

Poco a poco debes irlo entrenando para los conflictos de la vida y que pueda llegar a ser una persona autónoma y responsable.

 

Quiérelo: Es muy importante que le quieras y que le quieras por lo que es: hijo, hermano, amigo… y NO por lo que hace.

Cuando su conducta no es buena no tienes que dejar de quererle.

Tu amor como madre/padre es incondicional, si lo siente como tal desarrollará un “yo fuerte” para afrontar los desafíos de la vida.

 

Evita descalificarle: no hay que sancionar a las personas, SI a los actos, que no es lo mismo.
Y entender que no son una prolongación de nuestros proyectos.

Si tú soñaste con tener un niño tranquilo y su carácter es despierto, debes aceptar su forma de ser, sin olvidar suavizar los defectos.

 

NO le soluciones los problemas: tienes que darle ideas y dotarlo de fuerza para que pueda encontrar la solución por sí misma.

¿Le sigues vistiendo con 6 años? ¿Sigues defendiéndole cuando discute con un amigo a los 9?

 

Enséñale a tomarse la vida con calma: muchas veces la ansiedad de los padres impide que los hijos crezcan psicológicamente.

 

Trabaja la autoestima a diario: una de las quejas que verbalizan los padres sobre sus hijos es: “Qué irresponsable es”.

 

Busca lo bueno: enfócate en los momentos en que tus hijos no son del todo tan “irresponsables”.

 

Alaba las conductas responsables: “ Qué bien ordenada está tu habitación”.

De esta manera habrán más posibilidades de que vuelvan a tener una conducta responsable.

 

Frase que te ayudará a pensar:

“Los mejores regalos que puedes dar a tus hijos son las raíces de la responsabilidad y las alas de la independencia”.

 

                                                                                                                   Denis Waitley

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest